EL DE FAJARDO

 
EL DE FAJARDO

 

Al profesor Fajardo lo conozco de cerca. Durante su período como Gobernador de Antioquia fui el encargado de representarlo ante los diferentes alcaldes del Suroeste del departamento, una labor que representó para mí una inmensa responsabilidad, pero que me brindó una cantidad incomparable de experiencias y aprendizajes. Durante su gobierno ejercimos una política enfocada en no traicionar los principios y convicciones, que no negoció los recursos públicos, que rechazó abiertamente la corrupción.

Durante sus administraciones hicimos un ejercicio político que no traiciona principios y convicciones, que no compromete irresponsablemente los recursos públicos y que no negocia con corruptos. Sergio Fajardo cuenta con la experiencia de haber logrado que Medellín dejara de ser una de las ciudades más violentas del mundo, impulsando proyectos como Jóvenes con Futuro y Entornos Protectores, brindando oportunidades a miles de jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Gracias a él me hice consciente de que son los políticos los que toman las decisiones más importantes en una sociedad, una labor que debe construirse sobre una confianza ganada con honestidad, transparencia y decencia, caminando la calle y mirando a los ojos a las personas. Solo conseguiremos un mejor país si pasamos la página de la violencia y escribimos la de las oportunidades. Por eso le apostamos a la legalidad y a la educación como vías hacia un país en el que cada uno pueda desarrollarse libremente.

Fajardo ha expresado que esta será su última candidatura. Por eso le apuntamos a la llegada de una bancada numerosa de nuestro equipo al Congreso para poder respaldar su triunfo presidencial. Queremos que nuestro mensaje de esperanza y decencia llegue lejos para que luego se materialice en triunfos en concejos, asambleas, alcaldías y gobernaciones de toda Colombia, generando nuevos liderazgos que nos representen en los años venideros.

Back to Top